sábado, 23 de agosto de 2008

"Cómo si hubiera donde hacerse fuerte"...

Una vez más las 3:30 de la mañana. Siempre dan ganas de escribir cuando uno debería de estar durmiendo y viceversa. Esta vez vengo llegando del "pedo", aunque al ser un ciudadano responsable y temeroso a los riesgos que implica manejar en estados etílicos, no llegué ni a la vista nublada ni al paso redoblado del borracho marchador. Pero eso sí, la voz ronca de tanto cantar.

Una cuestion meramente arquitectónica, el lugar está cerrado herméticamente, la altura de entrepiso no pasa de los 2.20m, hay una luz azul fluorescente que impregna el lugar de un ambiente nocturno que no te deja sin luz ni tampoco revela la hora que es en el exterior. Podrían pensar que hablo de una bodega pequeña o de un centro de apuestas clandestinas, pero en realidad es un canta-bar de la avenida insurgentes que cada vez que se puede se transforma en un tour musical de desafinados y estrellas de pop frustradas, arquitectónicamente no suena como un buen plan de viernes por la noche, pero una vez más el gusto por la fiesta y cantar frente a un público anónimo que aplaude como si te conociese de toda la vida me hizo el día. Y una vez más ahi vienen las tribulaciones del estudiante Mastretta...

¿Que pasaría si todos cantaramos un poco más? no se si sería este un mundo mejor, pero por lo menos sería un poco más músical, siempre se agradece la musica en el ambiente, merecemos todos escucharnos cantar de vez en cuando, y unas clasecitas de canto en la primaria tampoco le harían daño a nadie. ¿Qué pasaría si hoy 23 de Agosto en plena época de lluvias , eligiese como mi tema inicial ante un público heterogeneo de karaoke-bar, la canción de "peces en el río"? Las sagaces y fatalmente geniales mujeres que me acompañaban, sabiamente me aconsejaron de no hacerlo pero aun así me quedé con las ganas del experimento sociológico. Aunque se vale cantar canciones de Navidad en pleno verano si el ateísmo así lo permite, había muchas otras mejores opciones en la interminable lista de temas a elegir.

Pues finalmente me eché a grito pelado "Veneno en la piel" de Radio Futura y una coreografía altamente extrovertida de "Soldado del amor" y una vez más me di cuenta que siempre se pueden encontrar pequeños oasis en los que las reglas - por un ratito - dejan de aplicar, lugares donde hacerse fuerte por un segundo para que una canción de Mijares (>_< si, leyeron bien) se vuelve parte de un concierto exitosísimo, por un momento muchas personas cantan contigo haciendo como si no estuvieran leyendo la letra de unas televisiones, por fracciones de minuto cantas para no decir que no lo hiciste, para acordarte que de todas las rutinas y obligaciones que tenemos en la vida, es divertido, sano y fácil escaparse por un rato.

Paz y buena noche

3 comentarios:

CH dijo...

Si me crease un blog, tu también pasarías por ahí para comentar? :)

Sincerly,

Your biggest groupie.

Kain dijo...

No hemos celebrado mi cumpleaños y quiero hacerlo (celebrarlo) en un karaoke. ¿Te animas, Dan?

Kain dijo...

Ya mero es un mes sin entrada nueva. ò_ó